Dinamica Consciente

Respiración y tonificación consciente

Buen tono muscular y flexibilidad articular

Buen tono muscular y articulaciones más flexibles gracias al movimiento natural de tu respiración

Método GREM® de respiración y tonificación consciente

Respiración sinérgica consciente y contracciones isométricas excéntricas para un buen tono muscular y flexibilidad articular.

Descubre cómo es posible lograr una buena tonificación muscular sin perder agilidad por el camino.  Buen tono, flexibilidad y todo gracias a un reencuentro con tu respiración natural.

Los métodos de tonificación convencionales suelen contraer las fibras musculares de una manera capaz de generar volumen muscular pero creando, a su vez, una tensión a nivel de los tendones que limita el movimiento de las articulaciones involucradas.
 
En otras palabras, tus músculos se abultan pero pierdes agilidad, soltura de movimiento y sueles ganar tensión y molestias en otras partes de tu cuerpo. A veces, notarás estas tensiones y molestias inmediatamente y, en otras ocasiones, con el tiempo.

 

Éste método utiliza la contracción isométrica excéntrica. Esta manera de tonificar aprovecha la contracción muscular que se genera al estirar la musculatura a su máximo posible en una posición cuidada y precisa, evitando que otras zonas tu cuerpo compensen este estiramiento con contracciones no deseadas o molestas.
 
Pues sí, la fibra muscular también gana tono cuando se estira. Y lo mejor de todo es que no genera rigidez en los tendones ni limita su movimiento. Todo lo contrario, libera tus articulaciones de tensión y les devuelve su movimiento natural.

 

El movimiento de la respiración es uno de los más complejos, desde una visión biomecánica, si se tiene en cuenta la cantidad de músculos y articulaciones que participan en él. 
 
El acto de respirar, lejos de involucrar sólo a pulmones y caja torácica, propone una sinergía de movimientos desde tu coronilla, en la zona más alta de tu cabeza, hasta las plantas de tus pies. Estructuras como el paladar, lengua y suelo pélvico acompañan el movimiento de tu diafragma. Aunque no suelas percibir estos movimientos, están presentes cada vez que el aire entra y sale de tu cuerpo. La nariz, la boca, la laringe en tu cuello, también cumplen un papel fundamental en este proceso.
 
Una respiración natural, amplia, en la que tu cuerpo permita que ocurran a conciencia todos estos movimientos, es capaz de contribuir a una buena tonificación muscular y flexibilidad articular de tu vientre, brazos, glúteos y piernas. 

 

Buen tono muscular y articulaciones más flexibles gracias al movimiento natural de tu respiración

Método GREM de Respiración y tonificación consciente

Respiración sinérgica consciente y contracciones isométricas excéntricas para un buen tono muscular y flexibilidad articular.

Descubre cómo es posible lograr una buena tonificación muscular sin perder agilidad por el camino.  Buen tono, flexibilidad y todo gracias a un reencuentro con tu respiración natural.

Los métodos de tonificación convencionales suelen contraer las fibras musculares de una manera capaz de generar volumen muscular pero creando, a su vez, una tensión a nivel de los tendones que limita el movimiento de las articulaciones involucradas.
 
En otras palabras, tus músculos se abultan pero pierdes agilidad, soltura de movimiento y sueles ganar tensión y molestias en otras partes de tu cuerpo. A veces, notarás estas tensiones y molestias inmediatamente y, en otras ocasiones, con el tiempo.

 

Éste método utiliza la contracción isométrica excéntrica. Esta manera de tonificar aprovecha la contracción muscular que se genera al estirar la musculatura a su máximo posible en una posición cuidada y precisa, evitando que otras zonas tu cuerpo compensen este estiramiento con contracciones no deseadas o molestas.
 
Pues sí, la fibra muscular también gana tono cuando se estira. Y lo mejor de todo es que no genera rigidez en los tendones ni limita su movimiento. Todo lo contrario, libera tus articulaciones de tensión y les devuelve su movimiento natural.

 

El movimiento de la respiración es uno de los más complejos, desde una visión biomecánica, si se tiene en cuenta la cantidad de músculos y articulaciones que participan en él. 
 
El acto de respirar, lejos de involucrar sólo a pulmones y caja torácica, propone una sinergía de movimientos desde tu coronilla, en la zona más alta de tu cabeza, hasta las plantas de tus pies. Estructuras como el paladar, lengua y suelo pélvico acompañan el movimiento de tu diafragma. Aunque no suelas percibir estos movimientos, están presentes cada vez que el aire entra y sale de tu cuerpo. La nariz, la boca, la laringe en tu cuello, también cumplen un papel fundamental en este proceso.
 
Una respiración natural, amplia, en la que tu cuerpo permita que ocurran a conciencia todos estos movimientos, es capaz de contribuir a una buena tonificación muscular y flexibilidad articular de tu vientre, brazos, glúteos y piernas. 

 

¿Cómo participar?

Entra en la página del evento y reserva tu plaza

Si no ves a continuación eventos programados, rellena el formulario al final de esta página para más información.

¡No hay eventos!
¿Las fechas programadas o los horarios propuestos no coinciden con tu disponibilidad?

Usa el formulario para decirme qué días y horarios te interesaría que se hagan estas clases. Lo tendré en cuenta para futuras fechas.

Este sitio web utiliza cookies y recopila datos personales para mejorar tu experiencia de navegación.