La Dinámica Consciente te propone un proceso personal, a través de una serie de movimientos, cuyos beneficios trascienden el ámbito físico.

Teniendo en cuenta que nuestra manera de relacionarnos con el mundo, con los otros, todas nuestras experiencias, sin excepción, quedan registradas en nuestro cuerpo (incluso las emociones son sentidas en nuestro cuerpo), un acercamiento desde el cuerpo es capaz de desvelar y liberarnos de emociones y patrones de comportamiento que han dejado de sernos útiles. Ya no los necesitamos en nuestras vidas.

Practicar con regularidad la Dinámica Consciente -cuerpo mente- apacigua, clarifica las ideas y potencia la creatividad y la sensación de paz.

Se hace espacio para las emociones agradables de ser sentidas.

Quedarnos solo con lo que nos hace bien

Durante las sesiones, memorias inconscientes albergadas en nuestros músculos, y tejido en general, tienen la posibilidad, si así lo deseamos, de aflorar a la consciencia para ser reconocidas y liberadas si nos resultaran dañinas. Algunas de ellas, por el contrario, son recuerdos agradables que parecían estar olvidados y que favorecen el estado de salud, felicidad y bienestar.

Autor: Gretel de Escalada

Formadora de Dinámica Consciente y masaje